Recuperar datos es más fácil que perderlos.

Sirva como ejemplo la cara de Homer Simpson. Esta es la cara que se nos queda cuando buscamos un archivo y no esta, cuando insertamos un USB con información y de repente está vacio, o simplemente cuando nos acordamos de que borramos cierta información que ahora nos sería muy útil.

Yo me encontré en estas situaciones varias veces y finalmente tras la trajedia de perder unas fotos familiares y unos documentos oficiales escaneados, y de los cuales, obviamente, no tenía copia de seguridad, me decidí por usar uno de estos programas. Es muy fácil, ya lo vereis.

Leer másRecuperar datos es más fácil que perderlos.