Archivo de la categoría: Paracord

Hacer una mochila con un pantalón y cuerda

Hoy os traigo otro uso mas del paracord. Las posibilidades y razones por las que podemos necesitar una mochila o un almacenamiento extra son incontables, por lo que es una buena opción saber cómo hacerlo en caso de necesidad.

Necesidades

  • Pantalones
  • Tres trozos de paracord

Pasos

Cierra las piernas del pantalón con unas cuerdas a la altura de los tobillos.

Foto: Reciclainventa.org

Pasa una cuerda larga por las trabillas a modo de cinturón.

Foto: Reciclainventa.org

Pon en la mochila-pantalón todo lo que necesitas

Foto: Reciclainventa.org

Aprieta la cuerda que hace de cinturón y átala. La cuerda que sobra la pasas por el tiro de los pantalones para sujetar bien todas tus cosas.

Foto: Reciclainventa.org

Ata las piernas a la cuerda de la cintura para poder colgártela a los hombros.

Foto: Reciclainventa.org

Agujas para trenzar

Si bien es cierto que no son necesarias, hay determinados proyectos en las que se hacen imprescindibles. Las usadas para tejer paracord son grandes y no hay riesgo de pinchazo, aún así no deben dejarse al alcance de los niños.

Las agujas más recomendadas son las Perma Lok Jumbo, está diseñada para trabajar con cuerdas de diametro 1/8″, 5/32″ o 1/4 y hay dos longuitudes, una corta y otra un poco mas larga (llamada Super), para casos en los que el trenzado se haga a través de un gran número de cuerdas.

 

 

El precio varía según el distribuidor, pero ronda los 3€. Están disponibles en Amazon y en Tandy (el fabricante).

En próximos post veremos cómo se usa y alternativas a esta aguja.

Paracord para mochilas, bolsos y maletas

Todos conocemos la sensación de impotencia que se nos crea cuando vamos a por nuestra maleta y está rota.

Yo personalmente he vivido esto, en un viaje por Egipto llegué al aeropuerto de Abu Simbel y me entregaron la maleta totalmente destrozada. En ese momento aún no conocía el paracord y no estaba entre mis accesorios, así que me vi en la obligación de meter todos mis enseres en bolsas de plástico (cedidas por una amable limpiadora) y buscar una tienda de maletas.

Esta anécdota no me habría salido tan cara de haber dispuesto de paracord. En mi caso destrozaron los cierres, con lo que podría haber seguido usando mi maleta con unas simples vueltas como ilustra la foto.

Otras ocasiones puede ser que se nos estropee el asa de la mochila o del bolso o las cremalleras. El sistema para reparar ambos es igual de sencillo con paracord. Incluso, podemos trenzar una nueva asa que quede como definitiva, depende de nuestra capacidad para trenzar.

Último día de regalos

Estas últimas semanas de mayo hemos tenido en nuestra tienda una oferta muy especial:

Cada pedido con su regalo

Con esta promoción hemos querido conmemorar el cumpleaños de una servidora. Hoy es el último día de mayo y por tanto de la promoción, así que aún estas a tiempo de tener un llavero de paracord gratis con cada pedido.

Anímate y date una vuelta por nuestros artículos, seguro que alguno puede resultarte interesante para ti, un familiar, un amigo …

Pulseras de fácil destrenzado

Una cuestión que a veces nos hace cuestionar el uso del paracord es el pensar en el tiempo de destrenzado. Normalemente, todos los trenzados son sencillos, pero hay algunos que destacan por su capacidad de obtener el paracord dispuesto al uso en unos segundos.

En Tu Paracord los llamamos trenzados libres y actualmente hemos incluido en nuestra tienda dos modelos de este estílo.

Trenzado ADN

Foto: Tu Paracord Store

Deshacer el nudo

Trenzado Ricord

Foto: Tu Paracord Store

Deshacer el nudo

Cierres o hebillas en paracord

Las pulseras de paracord tienen varias formas de cerrarse, normalmente se usa el típico cierre por bola, usando de esta manera solo paracord. Pero hay quieres prefieren no tener el extra de volumen que supone la bola y prefieren los cierres con hebilla de plástico.

Cierre de bola.

Se trata de usar el propio paracord para hacer el arco y la bola al final, ganando con ello unos centímetros de cuerda. La peor parte es que el apoyo de la muñeca es asimétrico, ya que tenemos un extra de volumen. También hemos de contar que este cierre no es tan fiable ya que un roce fuerte seguido de un rasgado puede desabrochar la pulsera y, por tanto, perderla.

Cierre con hebilla.

Las hebillas plásticas recomendadas para las pulseras son las más pequeñas, normalmente se usan de medidas comprendidas entre 10mm y 20mm, en función del ancho del trenzado. Siempre es recomendable que las hebillas sean curvadas, para ajustarse mejor a la curva de la muñeca.

Las hebillas de 10mm pueden parecer frágiles, pero suelen aguantar un mínimo de tracción de 5kg, que es mucho para un cierre.

Dentro de esta categoría podemos encontrar las que complementan las funciones de cierre con silbato. Añaden unos 10 a 15 mm de anchura, pero vienen dotados de silbato de seguridad, para el caso de necesitar marcar auditivamente nuestra posición, en caso de pérdida o peligro.

Es importante en el caso de las hebillas que no sean para cinta o mochila, ya que el hueco para pasar el paracord queda tan cerrado que no cabe.

Tabla de medidas

Podemos encontrar las medidas en inches o cm, pero las mas usadas con sus correspondencias entre medidas son;

El paracord como salvaguarda de la comida

En los refugios o lugares de campamento siempre suelen contar con unos residentes permanentes, los animales que los habitan.

Puercoespines, pájaros, murciélagos, ratones, ardillas, comadrejas, mofetas, mapaches y alguna serpiente, están presentes para llevarse la comida. Por todo esto debemos tomar algunas medidas de protección, por ejemplo: colgar en altura la bolsa de comestibles, junto con cualquier cosa que pueda ser tomada por comida (dentífrico, lociones, basuras, etc.).

En algunos países no hay problema de animales salvajes que representen una amenaza o siquiera una molestia para los excursionistas. Los jabalíes y los lobos hay que buscarlos a propósito para tener problemas con ellos. En algunos lugares de Europa, en los Estados Unidos y Canadá, el peligro incorpora a los osos. En Norteamérica las personas que acuden a campamentos o parques nacionales suelen llevar demasiada comida, esto ha creado una situación en la que los osos ven a los excursionistas como repartidores de comida.

Foto: Viajar a pie

Metodología:

  1. Coloca tu comida en una bolsa hermética para evitar que entre la humedad o las hormigas (sirve una bolsa de basura)
  2. Busca una rama o saliente de 2,5 metros de altura, mejor si son 3 metro. En el caso de tener cerca un puente, puedes colgarlo de la barandilla, con cuidado de que quede a una altura considerable del agua.
  3. Ata la bolsa con el paracord, al otro extremo una piedra.
  4. Lanza la piedra hasta conseguir que pase al otro lado de la rama.
  5. Eleva la comida con el cabo en el que está la piedra.
  6. Cuando esté a la altura deseada, quita la piedra y ata el cabo a un árbol cercano.
  7. El árbol debe estar a unos 25 metros de donde duermes (si es el caso)

Cuando llegue la hora de cocinar, basta con bajar la comida, sacar la cena y volver a poner el resto en el árbol mientras cocinas.

Foto: Manual WS

Otro método puede ser el colgar la comida entre dos árboles, el procedimiento es similar.

Foto: Manual WS

Llaveros para cada día

Tenemos en nuestra tienda varios tipos de  llaveros. Es la forma más cómoda de que nunca se te olvide el paracord, si bien la cantidad de paracord no es tan extensa, hay modelos que albergan 1,5 metros, lo cual nos da para algunas aplicaciones básicas.

Aquí os dejo una foto con los llaveros que usamos en casa habitualmente. Puedes consultar estos productos en nuestra tienda.

Seguiremos buscando los trenzados y diseños más atractivos! Si tienes alguna sugerencia no dudes en comentar.