Búnker para todos

El pasado 8 de agosto de 2012, la prensa de hacía eco del descubrimiento de un búnker en el que vivían recluidas 80 personas, todas ellas pertenecen a la secta Fayzarahmanist. Entre los miembros de la secta había 27 niños, el más pequeño de apenas 18 meses. Muchos de ellos nacieron bajo tierra y nunca habían visto la luz del sol, recibido atención médica o formación.

Foto: Detención de Faizrajman Sattarov. Fuente: Euronews

La religión estuvo suprimida en la Unión Soviética y con su colapsó en 1991, nacieron varias sectas que florecieron posteriormente. Una de ellas es la Fayzarahmanist, liderada por Fayzrahman Satarov, de 83 años y que se describió a sí mismo como a un profeta y a su casa como un estado islámico independiente. Este “profeta”, autodeclarado a mediados de los 90, compró una casa en las afueras de Kazan y allí se construyeron 700 m2 subterráneos, distribuidos en 8 plantas, con 30 celdas de dos metros por tres, y una mezquita. Desde finales de los 90 muchos de ellos ya tenían el búnker como residencia y habían participado en su construcción, pero aún eran libres para ver el sol. Hace 10 años instó a sus seguidores a la reclusión total.

Los menores están a disposición de las autoridades que planean quitar la custodia a los progenitores, algunos de los integrantes tuvieron asistencia médica urgente y 4 de los padres están acusados de maltrato infantil. El lider, está acusado de negligencia. La policia rusa también incautó literatura de contenido presuntamente extremista que será investigada posteriormente. La casa, al no cumplir la normativa de contrucción, está pendiente de derribo, lo que ha ocasionado que muchos seguidores islámicos se opongan, ya que lo perciben como un ataque a su pueblo.

Lo que me queda de esta noticia

¿Cuántos de estos hechos nos perdemos ? está claro que en cualquier rincón del mundo puede existir un búnker paralelo a este con otro grupo de extremistas de cualquier confesión, culto o pensamiento. Lo importante es no perder la perspectiva global, el miedo a la sociedad no es excusa para encerrar a niños y privarlos de la formación y atención médica necesaria, no es excusa para volver atrás en la evolución recluyendose sin medidas higiénicas y por supuesto no se puede privar de libertad a aquellos que siendo menos fuertes de carácter, ven en otra persona, a un semidios.

Todos los líderes que impitan las libertades personales tendrían que ser ajusticiados, no por negligencia como este, sino por un delito contra la humanidad. Libertad de culto, de pensamiento, de acción, pero siempre respetando que estamos en sociedad y no se puede imponer, atacar o adoctrinar.

Fuentes: Euronews, ABC, RTVE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.