Software y Aplicaciones

Privacidad vendida por 74 euros al mes

luth-research

A estas alturas todos sabemos que las búsquedas web, cuenta de Facebook y demás actividades que llevas a cabo en línea no son privadas, sino que pueden estar siendo observadas por agencias gubernamentales o incluso por las  propias operadoras.

Aunque a la mayor parte de la población encontramos esta vigilancia inquietante e invasiva, hay personas a las que no les importa nada que miren sus datos.

Hay start-ups que esperan aprovechar este hecho comprando el acceso a tus datos de navegación y bancarios como Luth Research, una empresa de San Diego (EEUU) que ofrece a las empresas un acceso sin precedentes a los dominios digitales privados de decenas de miles de personas que están de acuerdo en permitir que, por 100 dólares al mes (unos 74 euros), gran parte de lo que hacen en un smartphone, tableta o PC sea observado.

El servicio “ZQ Intelligence de Luth Research recoge y analiza datos de los teléfonos y ordenadores de participantes preseleccionados a través de una conexión de red privada virtual. Los datos se desvían a los servidores de la empresa donde se recogen y analizan en busca de tendencias.

La empresa no accede al contenido de los mensajes, pero sí a la información relativa a dónde está en cualquier momento dado el usuario de un smartphone, qué sitios web visita, qué preguntas le hace a Google y con qué frecuencia se conecta a Twitter. Además a los participantes se les pide que respondan a preguntas sobre su comportamiento.

Si todo esto te parece irritante e intrusivo, probablemente no seas el mejor candidato para ZQ Intelligence. Pero hasta 20.000 usuarios de PC y 6.000 de smartphone pueden estar sometiéndose a este escrutinio a cambio de unos 100 dólares al mes, dependiendo de cuántas encuestas rellenen. Los participantes pueden desinstalar el software cuando quieran.

La empresa vende esos datos al mayor postor.  En una encuesta a 1.100 usuarios de smartphone hecha en abril de este año por PunchTab, una empresa de publicidad, el 27% de los encuestados dijo que permitiría que a anunciantes controlar sus dispositivos móviles siempre que ellos recibieran algo a cambio, como cupones o avisos de ofertas.

Este tipo de seguimiento no hará más que sofisticarse. Luth explica que están trabajando en un programa que incorporará el audio del entorno de una persona con los datos que se están recogiendo para intentar saber qué está haciendo esa persona. Parece que siempre hay alguien que da valor a cualquier nuevo dato sobre cómo pensamos, aunque no exista ningún patrón o raciocinio en cómo lo hacemos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.