Social media

Descubre tus followers robóticos

botornot-logo

En 2011 un equipo de la Universidad de Texas (EEUU) creó una cibertrampa para atrapar a usuarios de Twitter no humanos dedicados a contaminar la tuitesfera con spam. El método consistió en crear cuentas “cebo” con contenido sin sentido, así cualquier cuenta que retuiteara, o se hiciera amigo del propietario, sería un usuario no humano, o robot social (excluido quedan del estudio los tuiteros besugos).

El equipo creó 60 cebos y cosechó unas 36.000 cuentas robóticas potenciales. Estos robots, en general, eran poco sofisticados y se limitaban a retuitear prácticamente cualquier contenido que encontraban. Desde entonces los robots sociales han avanzado muchísimo, no es para alabarlo, pero es una realidad.

Actualmente analizan las redes sociales en busca de las personas más populares e influyentes, las siguen y buscan captar su atención mediante el envío de mensajes. Estos robots pueden identificar palabras clave y encontrar contenido en consecuencia, y algunos pueden responder a preguntas usando algoritmos de lenguaje natural.

Emilio Ferrara y varios colegas de la Universidad de Indiana en Bloomington (EEUU) aseguran haber desarrollado una forma de detectar sofisticados robots sociales y distinguirlos de los usuarios humanos normales, quiero incidir en lo de “normales”.

Con un estudio basado en 5,6 millones de tuits (mitad de robots, mitad de humanos) consiguieron elaborar un algoritmo que llamaron Bot or Not? para analizar los datos en busca de diferencias significativas entre las propiedades de los usuarios humanos y los robots sociales.

botornot

El algoritmo consideró más de 1.000 características asociadas a estas cuentas, como el número de tuits y retuits que publicó cada usuario, el número de respuestas, menciones y retuits que recibió cada uno, la longitud del nombre de usuario e incluso la antigüedad de la cuenta.

Resulta que hay diferencias significativas entre las cuentas humanas y las de robots. Creando en su conjunto una especie de huella digital que se puede utilizar para detectar los robots. “‘Bot or Not?’ tiene una precisión de detección muy prometedora“, señalaron Ferrara y su equipo.

Es un interesante comienzo dentro del proceso de identificación de robots sociales, aunque es una tarea que podría hacerse más difícil con el tiempo. Con sólo 140 caracteres, el tipo de comunicación posible en Twitter tiene limitaciones significativas. Por tanto es mucho más fácil para un ordenador recrear el comportamiento altamente limitado que los humanos demuestran en este espacio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.