Tecnología

Una caja en un árbol ofrece la cobertura móvil en Indonesia

En las montañas de Papúa, unos hombres usan cuerdas para subir una estación base a la copa de un árbol.
En las montañas de Papúa, unos hombres usan cuerdas para subir una estación base a la copa de un árbol.

A cuatro horas en coche de la zona con cobertura móvil más cercana del interior de Papúa (Indonesia), ha entrado en auge un nuevo tipo de negocio negro. La instalación de estaciones base baratas de telecomunicaciones, que atadas a la copa de un árbol, ofrecen cobertura móvil en estas regiones.

Esta tecnología podría crear un nuevo modelo de cobertura móvil autogestionada en las zonas más remotas del mundo.

El proyecto lo ha montado un equipo de la Universidad de Berkeley (EEUU), y ahora la red resultante es gestionada por una ONG local, con un portátil para las facturas y una conexión por satélite con el resto del mundo. La red depende de números de teléfono suecos porque ninguna empresa de telecomunicaciones local quiso proporcionar los suyos.

El proyecto empezó a operar este año con una inversión inicial de 10.000 dólares (unos 7.300 euros). Tiene 187 suscriptores móviles y una media de 380 dólares de ingresos mensuales, incluyendo 368 dólares de beneficios.

Aunque afirman que tenían la aprobación tácita de altos funcionarios del gobierno indonesio para llevar a cabo el proyecto, no tiene un permiso oficial. Conseguir acceso legal al espectro disponible será clave para que el concepto se pueda expandir.

Ya está planeando proyectos en otras zonas, entre ellas Filipinas y Pakistán.

Más información – Un diminuto transmisor de teléfono móvil se instala en el África rural

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.