Opinión

Abogados y su falsa generosidad

Hace unos años tuve un despido improcedente y una amiga abogada me dijo «pero que injusto, yo te ayudaré, déjame llevar tu caso» yo obviamente pregunté el importe de los costes y ella instía en que éramos amigas y no había nada que hablar.

El procedimiento se hizo largo, los demás involucrados en el juicio cobraron antes y mayores cuantías, ya que sus abogados «de pago» habían reclamado hasta el último céntimo. Yo no quería ocasionar gastos extras y cuando mi abogada me dijo de no incluir en la reclamación detalles como bonus y otros conceptos, pues me dejé llevar por ella ya que me aseguró que así presentarían menos problemas a la hora de pagar la indemnización y no quería que ella tuviera que dedicar más tiempo del necesario. Mi abogada vive en Valencia, así que tuve que realizar muchas gestiones por mi propia cuenta, algo que consideré normal y no me importaba.

Ocho meses después de haber cobrado los demás consigo cobrar mi indemnización, sumado este tiempo a que la parte contraria había apelado cada resolución judicial, esto nos lleva a recibir el importe casi cuatro años después del despido.

La sorpresa viene cuando me manda una carta con su minuta estimada de 9.400 € … (aunque solo me exige 3.500 €) yo no quiero perder su amistad y le digo que tras cuatro años mi economía no esta precisamente en sus mejores momentos y lo ingresado se fue con deudas acumuladas y que espere a unos ingresos que tenia previstos (lamentablemente aún no han llegado).

Hoy he recibido la denuncia formal ante el juzgado de lo social por los 9.400€. Tengo 10 días para pagar esta cantidad o me embargarán todos mis bienes y cuentas ….

Y me pregunto yo, ¿qué amistad permite esto? ¿he de cobrar por los favores que hago a mis amigos? ¿se puede ser amigo de un abogado?…

Recuerdo una frase de una película que decía «los abogados son las cucarachas de nuestra sociedad» y ahora creo entenderla.

Actualización.

8 de febrero de 2013.

Hemos llegado a un acuerdo privado (firmado por ambas partes) para abonarle una cantidad mensual que sumaría lo que exigió en primera instancia, al menos he podido resolver el problema antes de llegar a mayores, ya que la justicia no funciona parece que si lo hace la palabra ( o al menos eso quiero pensar esta vez).

Quiero agradecer públicamente la intervención de Maria Ruiz, sin la cual esto no hubiera sido posible.

One comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.