Paracord

Cierres o hebillas en paracord

Las pulseras de paracord tienen varias formas de cerrarse, normalmente se usa el típico cierre por bola, usando de esta manera solo paracord. Pero hay quieres prefieren no tener el extra de volumen que supone la bola y prefieren los cierres con hebilla de plástico.

Cierre de bola.

Se trata de usar el propio paracord para hacer el arco y la bola al final, ganando con ello unos centímetros de cuerda. La peor parte es que el apoyo de la muñeca es asimétrico, ya que tenemos un extra de volumen. También hemos de contar que este cierre no es tan fiable ya que un roce fuerte seguido de un rasgado puede desabrochar la pulsera y, por tanto, perderla.

Cierre con hebilla.

Las hebillas plásticas recomendadas para las pulseras son las más pequeñas, normalmente se usan de medidas comprendidas entre 10mm y 20mm, en función del ancho del trenzado. Siempre es recomendable que las hebillas sean curvadas, para ajustarse mejor a la curva de la muñeca.

Las hebillas de 10mm pueden parecer frágiles, pero suelen aguantar un mínimo de tracción de 5kg, que es mucho para un cierre.

Dentro de esta categoría podemos encontrar las que complementan las funciones de cierre con silbato. Añaden unos 10 a 15 mm de anchura, pero vienen dotados de silbato de seguridad, para el caso de necesitar marcar auditivamente nuestra posición, en caso de pérdida o peligro.

Es importante en el caso de las hebillas que no sean para cinta o mochila, ya que el hueco para pasar el paracord queda tan cerrado que no cabe.

Tabla de medidas

Podemos encontrar las medidas en inches o cm, pero las mas usadas con sus correspondencias entre medidas son;

One comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.