Audiovisuales

Auriculares III: El sonido y el oído

Empecemos con algo de teoría sencilla para entender algunos conceptos que serán interesantes para proteger nuestra audición y para la compra de nuestros auriculares.

El sonido no es más que una onda y como tal tiene dos conceptos que nos son importantes en este estudio, la frecuencia y la amplitud.

La FRECUENCIA es una medida para indicar el número de repeticiones que realiza la onda de sonido en la unidad de tiempo. Se mide en Hertzios (Hz), un Hz es igual al número de ciclos (repeticiones) por segundo.

El oído humano puede detectar una amplia gama de frecuencias, desde 20 Hz a 20.000 Hz. El límite superior es el mas afectado con el paso de los años y la exposición a ruidos elevados durante periodos prolongados de tiempo. El oído no se comporta igual a la hora de entender estas frecuencias, algunas curiosidades son;

  • está preparado para ser mas sensibles a las frecuencias comprendidas entre los 2.000 y 5.000 Hz,
  • las frecuencias que intervienen en una conversación son las comprendidas entre 500 y 2.000 Hz.

En auriculares encontrarás un rango compatible con cada modelo, por ejemplo 18 Hz a 30 000 Hz. Cuanto más grande sea el rango mejor, así se logra mayor sensibilidad en graves y agudos.

___________________________________________________________________________________________

La AMPLITUD es una descripción de la fuerza de la onda de sonido. A medida que la amplitud de una onda de sonido aumenta, el volumen del sonido aumenta.

El nivel de sonido que se oye por los oídos se mide en decibelios (dB). Los decibelios son útiles para medir el sonido, ya que puede representar el enorme rango de niveles de sonido que el oído humano puede escuchar en una escala más manejable, en esta escala, el sonido más suave que se escucha es de 0 dB. Cada aumento de 10 dB representa aproximadamente el doble de la intensidad percibida del sonido.

Los umbrales o límites de la audición considerados estándar corresponden a intensidades de 0 dB (umbral de audición) a 120 dB (umbral de dolor) donde ya hay una molestia o dolor físico con posibles daños irreparables.

Casi todos los auriculares soportan hasta 100dB, pero tendremos que tener otra variable, el tiempo de uso, aquí os adjunto una tabla orientativa, recordar en este caso que cada uno tiene una capacidad auditiva diferente y unos umbrales propios, luego repito, es orientativa.

En la página de Apple podemos encontrar como fijar los volumenes máximos de un iPod para poder limitarlos y prevenir daños auditivos.

Es importante en este momento una sugerencia, las audiometrias, las puede realizar un otorrinolaringólogo o centro dedicados a la audición, ambas formas son gratuitas y nos proporcionan información del estado de nuestro oído, parece un consejo tipo “madre”, pero recordad que las pérdidas auditivas son definitivas.

Fuentes: Arte sonoro, Wiki, Apple, Universidad del Pais VascoAbelard, BeatsCBCNews.

Recomendado: Hearing Health Foundation.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.